«Yo también he tomado malas decisiones»

Toma de decisiones

¿Te suena esta frase? Seguramente la pensaste alguna vez, pero ¿será realmente que una mala decisión es el Karma de tu vida? Empecemos por derribar mitos.

La toma de decisiones es un elemento fundamental en la vida de los seres humanos, y a medida que vas eligiendo pues vas construyendo tu futuro y muy posiblemente tu destino; sin embargo, es un proceso complejo y definirlo aún más. Se suman años en historia para tener el valor de marcar hitos en los procesos de una adecuada toma de decisiones, como también la cualidad de establecer momentos apropiados para elegir en la vida del ser humano, como, por ejemplo: ¿Qué deseo estudiar a los 15 años? ¿A qué me quiero dedicar a los 20? ¿Será que me caso o mejor no a los 25? ¿En realidad debo tener hijos a los 30? Y la secuencia que la sociedad ha definido como decisiones “adecuadas” a lo largo de los años.

Entonces, ¿es la sociedad la que define si tomas buenas o malas decisiones en la vida? No, no es la sociedad, ni para ti ni para nadie. Para dar inicio con este artículo, te invitamos a reflexionar un poco sobre la toma de decisiones: ¿cómo la defines tú?, ¿cómo tomas decisiones? y, ¿en base a qué criterios lo haces? Una vez que termines de responderte estas preguntas, continúa leyendo.

Niño elige entre dos opciones

Hablar hoy en día sobre la toma de decisiones es una de las más crecientes preocupaciones que se ha venido evidenciando en el comportamiento expresado por la mayoría de los seres humanos alrededor del mundo, con base a la observancia de consecuencias devastadoras que afectan no solo la calidad de vida, sino que por ende el sistema económico, social y de salud de todo un país.

Está habilidad es tan cotidiana y de mayor trascendencia que incluso toda respuesta es tenida en cuenta como una toma de decisión, dado precisamente, a la escogencia entre dos situaciones de algún aspecto relevante de la vida cotidiana; y es ahí, donde se comete el primer error, y es que muchos de los procesos psicológicos que se deberían realizar de forma consciente están siendo automatizados o mecanizados por la persona, impidiendo que la conciencia y el raciocinio propio se haga evidente para la realización del análisis entre la mayor conveniencia y retribución de la selección entre la variabilidad de decisiones. 

Esto con el fin, de meditar en cuanto a las elecciones que hemos realizado a lo largo de nuestra existencia y es que nadie absolutamente nadie puede tener el control de nuestra propia vida, y de la mayoría de las decisiones que hemos tomado; ¿o no es así que nos han dicho?, así que tú decides como te vas a sentir, que vas hacer en cuanto a la proyección de un futuro, y demás. Pero resulta que esto no es tan sencillo, como no lo hacen ver, ya que para ello debes tener un autodominio de los factores que influyen en la mayoría de la toma de decisiones. Solo por nombrar algunas, aquí te las dejo:

  • La motivación 
  • La autoestima
  • La sensación de autoeficiencia
  • El locus de control
  • La carencia de autoconfianza y seguridad
  • Las expectativas frente al acontecimiento
  • La realidad, las creencias y las emociones
  • Los trastornos psicológicos
  • Las enfermedades físicas
  • El entorno

Y la lista muy probablemente siga y no la acabe, por eso he decidido nombrar las más importantes en cuanto a mis conocimientos. De seguro a este punto te gustaría conocer algunas claves para tomar decisiones mucho más acertadas y en concordancia con aquello que piensas, sientes y haces. Por eso me he tomado el tiempo de compartirte algunas que me han servido a lo largo de mi vida:

  1. Haz una lista de prioridades
  2. Imagina lo peor que podría suceder
  3. Toma una técnica de relajación (la meditación en estos casos es eficiente)
  4. Simplifica y quédate con dos opciones
  5. Tomate un tiempo y guarda silencio
  6. Realiza un balance entre lo positivo y lo negativo de las dos opciones
  7. Confía en tu intuición y en tu creatividad
  8. Selecciona la opción que tenga mayores puntos positivos

Ahí te comparto un poco como yo suelo tomar mis decisiones y como consejo extra evita siempre los siguientes errores que la mayoría de personas cometemos al elegir entre dos opciones: no ser conscientes de lo que elegimos, centrarnos en la opción que hemos rechazado, darles mucho rodeo a las decisiones y el tener miedo a equivocarnos; ya que son indiciadores de malas decisiones. 

Decisiones

Ahora que ya sabes cómo tomar mejores decisiones y volverlas a tu favor, ¿cómo piensas hacerlo a partir de ahora?, ¿qué enfoque le darás a tus acciones? Te invitamos a compartir tu opinión con nosotros a continuación en la caja de comentarios. Si aún te cuesta elegir decisiones de manera armoniosa con lo que piensas, sientes y haces, te invitamos a conocer un poco más sobre nosotros y te ofrecemos nuestros servicios para ayudarte en este aspecto de tu vida tan circunstancial (no dudes en escribirnos). 

Adentrarte a tu mundo interior te llevará a conocerte mejor, plantear de forma más adecuada tu visión y reinventar tu futuro. Que dices ¿Te animas?

0
Visitas al Blog

Fondos de pantalla inspiradores

Pilares Fundamentales

Inspiración

Pasión

Determinación

Compromiso

2 comentarios en “«Yo también he tomado malas decisiones»

  • La toma de decisiones es algo fundamental en la vida, los seres humanos constantemente estamos involucrados en ello y como consecuencia de las mismas vivimos los resultados en nuestras vidas, buenos o malos sin importar debemos saberlos afrontar y sería muy buen tema para un nuevo blog, puesto que nuestras decisiones a veces no suelen ser adecuadas y no sabemos cómo afrontarlas. Muy buen blog.

    • Muchas gracias compañero por tu opinión, realmente lo que dices es muy cierto: los seres humanos constantemente estamos involucrados en la toma de decisiones; sin embargo, el afrontar las consecuencias muchas veces negativas no es tan sencillo, para ello hay ciertas habilidades o herramientas con el fin de sobrepasarlas (espero compartirlas muy pronto); de igual forma reconozco el haber compartido con nosotros una gran idea para desarrollar una nueva entrada de blog. Éxitos, espero estés teniendo un buen día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: